Altas

Las tres pruebas para saber si eres sexualmente incompatible con alguien

Conocer a un Porto

TOP La incompatibilidad sexual, la verdadera diferencia irreconciliable. Foto: Cordon Press Pocas parejas se declararían en quiebra debido a una incompatibilidad sexual. En mi vida erótica he descubierto que la dimensión sexual es otra muy distinta a la afectiva o amistosa, y que no siempre concuerda con nuestros gustos o aficiones. He tenido amantes por los que, en un primer momento, no hubiera dado un duro. Y si alguien me los hubiera presentado con intenciones de Celestina me hubiera reído en su cara.

¿Qué problemas conlleva este tipo de relación?

Empero mi vida sexual era de pena. Gracias a otro hombre descubrí mi potencial para dar y recibir placer, exploré mis fantasías y mi cuerpo. Quince años casada, tres hijos. Una relación envidiable, de esas que daughter amigos sobre todas las cosas, cheat los mismos intereses y los mismos gustos. Pero algo faltaba.

¿Por qué se dan?

Lo que rara vez se discute es qué motiva a los hombres a pagarle a una mujer para que se acueste con ellos. Fred y Laura salen a caminar, salen juntos de la ciudad los fines de semana, pasean por mercados y a menudo tienen citas en restaurantes. Se ríen de cosas que han gastado en la televisión. Y también pelean y tienen fuertes discusiones. Como cualquier pareja, tienen sus altibajos. Pero denial son como cualquier pareja. Fred le paga a Laura para que boleta unos ratos con él, lo que incluye tener relaciones sexuales.

BBC News Mundo Navegación

Para Epstein una pareja sin sexo es aquella que tiene menos de un encuentro al mes o menos de 10 al año. El sexo es lo primero que se deja para mañana cuando la lista de quehaceres es larga y extensa. En principio si vienen, lo que pasa es que las pilas se acaban. Alce esta nueva situación muchos piensan que la vida es así y que inevitablemente todo llega a su fin —no se les ocurre pensar que existen baterías de recambio—. Como se llevan bien con su media naranja, les gusta el mismo tipo de cine, todavía le quedan muchos abriles de hipoteca e inician un era de hibernación, interrumpido por las asueto de verano, en las que pueden tener algunos encuentros para darse cuenta de que casi es mejor denial tenerlos. Es lo que le ocurrió a Lorena, 39 años, tras seis años en dique seco. Es como cuando quieres algo y no le consigues, entonces dejas de pensar en ello para no hacerte mala matanza.

MÁS LEÍDAS

Acompañar en WhatsAppCompartir El coronavirus no es una enfermedad de transmisión sexual. Empero se transmite por la boca, napias y mano. El sale a salpicar pizzas y ella se queda cheat los nenes. El vuelve y quiere tener sexo y a ella le da miedo. No tiene celos de otras, sino temor del virus. Lo manda a bañar y a sacarse la ropa. Pero no es un strip tease. Él se siente rechazado y ella sin ganas de ósculo.

502 503 504 505 506 507